Diagnóstico Cero

 

La importancia de realizar un diagnóstico inicial que nos ayude a comprender de forma global la situación actual de la empresa es imprescindible.

El diagnóstico puede realizarse mediante entrevistas online o bien de forma presencial

 
 
 
Recurso 1@108x-100.jpg
 

¿En qué consiste?

El Diagnóstico Cero analiza la situación y las expectativas de la empresa para evaluar su capacidad para desarrollarse en el mercado, comunicar de forma efectiva, competir en el mercado, liderazgo empresarial, y definir planes de acción, y el plan de futuro. Dentro de este Diagnóstico Cero identificamos el aspecto económico-financiero, que se centra en la propia situación económica de la empresa, y un plan de sensibilización de RSC.

El contexto de la estrategia de la empresa y de su relación con el entorno es la directriz que guía al diagnóstico para conocer lo que sucede, prever el futuro y decidir el plan de acción. 

Pero además, este análisis especializado apoya al diagnóstico general, puesto que toda actuación de la empresa repercute sobre sus estados contables. Como los síntomas identificados por el diagnóstico económico-financiero responden a problemas y oportunidades de sus operaciones, es imprescindible contemplar las características de la actividad, representadas por los factores clave de éxito, es decir, las áreas de la gestión que deben comportarse de manera excelente y que anticipan los resultados financieros.